Ford prueba la tecnología Geofence y Blockchain para permitir que los vehículos cambien automáticamente los modos de conducción